Tom Wesselmann

Back to Blue, 1998
Óleo sobre corte de aluminio
284,5 x 216 x 17,8 cm

Great American Nude (Gran desnudo estadounidense) fue la serie de collage de formas planas y colores llamativos con la que Tom Wesselmann cautivó al mundo del arte. Era 1961 y el artista ignoraba el expresionismo abstracto para convertir en productos de consumo géneros clásicos de la pintura.

Más información

Wesselmann es considerado, junto con Andy Warhol y Roy Lichtenstein, uno de los pioneros del pop art. Su seña de identidad eran los collage con objetos de la vida cotidiana, entre ellos radios, televisores, frigoríficos o puertas de baño, combinados con papel periódico, afiches de películas o publicidad.

Nació el 23 de febrero de 1931 en Cincinnati. Durante su juventud no se interesó el arte. Comenzó a dibujar cómics cuando fue convocado por el ejército estadunidense. Así descubrió su talento. Tras la Guerra de Corea, en la que participó en 1952, fue destinado a Fort Riley, Kansas, época en la que realizó tiras de comics de temas militares en un principio y de diversos temas posteriormente a dicha guerra. Abandonó el ejército en 1954 y reanuda sus estudios de psicología que había abandonado al ser movilizado, licenciándose en 1956. Se traslada a Nueva York e ingresa en la Cooper Union School of Art and Architecture, donde recibe formación hasta 1959. En sus primeras pinturas, de expresionismo abstracto, podemos apreciar la influencia de Willem de Kooning. Se inspiró también en los cuadros de Jackson Pollock, pero se orientó además en las obras de pintores como Matisse, Renoir, Van Gogh y Modigliani. En 1961 montó en Nueva York su primera exposición individual.

Matisse era con seguridad al que más admiraba: lo adoraba desde sus años de estudiante y por esa misma razón evitaba convertirse en una reproducción a menor escala de su ídolo, a pesar de que los desnudos evocan con fuerza a las odaliscas que el francés representó tumbadas en divanes, semidesnudas y despreocupadas. En sus desnudos las mujeres lucen expresiones esquemáticas con rostros que sólo tienen una sugerente boca y cuerpos en los que destacan los pezones, la naturaleza muerta parece de plástico, el paisaje es apenas un apunte.

Considerado uno de los imprescindibles de la corriente artística, nunca le gustó que etiquetaran su arte como pop. “La gente suele decir cosas del estilo de ‘Esto es un comentario sobre la cultura de las gasolineras’, algo que no viene al caso. El caso es que es un comentario sobre la bella intensidad de los carteles de una gasolinera. (…) Es la intensidad visual (…), no su presencia, ni el consumo, ni lo que implican”, declaró en una entrevista para los Archivos de Arte Estadounidense (AAA) del Smithsonian en 1984.

Tom Wesselmann murió el 17 de diciembre de 2004 en Nueva York.

Pin It on Pinterest