Donald Sultan

Reds May 4 2012, 2012
Esmalte, masilla y alquitrán sobre masonite
91,5 x 183 cm

Red Poppies Sep 19 2013, 2013
Esmalte, masilla y alquitrán sobre masonite
91,5 x 183 cm

Silver and Aqua May 1 2013, 2013
Esmalte, masilla y alquitrán sobre masonite
122 x 244 cm

Black Poppies with Four Dots May 20 2013, 2013
Esmalte, masilla y alquitrán sobre masonite
183 x 183 cm

Black Flowers May 12 2013, 2013
Esmalte, masilla y alquitrán sobre masonite
183 x 183 cm

Black and White Lantern Flowers Dec 1 2012, 2012
Esmalte, material sintético, alquitrán y masilla sobre masonite
91,4 x 183 cm

Donald Sultan asume la naturaleza muerta desde un punto de vista experimental, por medio de un proceso que incluye el empleo de utensilios totalmente ajenos a las herramientas pictóricas convencionales. “Una nueva imagen que surge de intrépidos contrastes de colores brillantes, enormes formas negras y composiciones cerradas, elegantes, que despegan más bien hacia la abstracción. Y también fusiona las técnicas gráficas, el modelado y la pintura. Sustituye el óleo y el acrílico por el alquitrán, la brea y el esmalte industrial; el lienzo por el contraenchapado, el linóleo, el vinil y la masilla”, explica María Luz Cárdenas, curadora e investigadora de artes visuales.

Más información

Nació en Asheville, Carolina del Norte, en 1951. La licenciatura en Bellas Artes de la Universidad de Carolina del Norte la obtuvo en 1973, y dos años después cursó el master m Bellas Artes en el Instituto de Arte de Chicago. Recibió una beca del Creative Artist Public Service Grant en Nueva York, entre 1978 y 1979. Un año más tarde participó en la National Endowment for the Arts Visual Artist Fellowship.

“Lo extremadamente interesante de las naturalezas muertas y los motivos florales de Sultan, es la creación de un nuevo modelo de representación dentro de un género tan tradicional, cuyos orígenes remontan a la antigua Grecia. La combinación entre los materiales industriales –ennegrecidos, ahumados–, el tema clásico y el tratamiento plástico que el artista proporciona, funcionan como detonantes para la activación de un incontestable sentido poético en su trabajo. El artista asigna una mayor libertad compositiva al concepto de bodegón floral: salta las escalas, desordena el canon y multiplica los detalles. Utiliza las fuentes clásicas, sus desarrollos en el arte moderno y posteriores referencias en el Pop Art, pero le añade momentos, materiales y elementos derivados del expresionismo abstracto y el minimalismo”, afirma Cárdenas.

Para la curadora, la lectura y el enfoque de Sultan son absolutamente contemporáneos gracias a los giros de la modernidad, a su propia formación visual y la cercanía con la abstracción. Asimismo, explica que el artista logra romper con la escala clásica, resalta la fuerza y plasticidad de la imagen e incorpora formas geométricas y orgánicas con una pureza estructural, a la vez sutil y monumental. Destaca, además, la firme y enérgica presencia del color negro en sus obras.

“Lo más notable de Donald Sultan es su capacidad de dar respuestas al repertorio tradicional de las flores y las naturalezas bajo una semántica y una iconografía que rompen totalmente los patrones clásicos, sin perder el encanto poético de una temática como esa”, suscribe la especialista. “Sultan se planta ante nosotros para abrir una puerta de la percepción y decirnos que el arte siempre va a sorprendernos con vías inéditas e inagotables de ver la realidad. Son obras que estallan en múltiples dimensiones de lectura, que transmiten una extraña combinación de sensualidad y frialdad, sin perder la fuerza expresiva. El suyo es un discurso limpio y depurado, colorido, lleno de energía, imaginativo e impecable: la sola invención de su innovadora metodología, le hace merecer su posición en la primera línea en la creación contemporánea”.

Sultan posee una amplia y reconocida trayectoria de más de tres décadas. Ha exhibido su obra de manera individual y colectiva en más de 200 exposiciones en Estados Unidos, Francia, Japón, Italia, Suiza, Inglaterra, España, Canadá, Suecia, y Budapest, entre otros países, además ha recibido importantes reconocimientos como el “Premio Carolina del Norte”, el más importante que el Estado otorga a un ciudadano (2010) y “Premio a la Trayectoria” otorgado por The Houston Fine Art Fair (2011).

Pin It on Pinterest